mesas-navidenas-especial

Especial navidad: mesas navideñas que triunfan

! AVISO: esta publicación es de hace más de dos años. Los productos a los que pueda hacer referencia la publicación podrían no estar disponibles.

¿Aún no sabes cómo vas a decorar tu mesa navideña este año? Te vamos a dar varias ideas que te pueden servir de base o de inspiración para realizar tus propias creaciones. Te recomendamos que te des una vuelta por nuestro catálogo para que veas, sobre todo, los manteles inspirados en la Navidad, pero también otras opciones muy elegantes que puedes comprar online.

Aun estás a tiempo para crear tu propia mesa de Navidad con la que sorprender a todos tus invitados y hacer que el espíritu de estas fechas entre en tu hogar, al menos en los días más señalados en los que se reúnen familia y amigos.

El estilo clásico

El estilo clásico se define por sus adornos navideños tradicionales. En una mesa navideña clásica no pueden faltar cosas como los manteles de Navidad o los centros con piñas y muérdago.

Son mesas en las que se sacan las mejores vajillas, la cristalería más completa y se ponen todos los cubiertos en su lugar aunque para ello haya que repasar la chuleta de etiqueta de las mesas, porque ya no es algo que se haga habitualmente.

Por supuesto, se apuesta por detalles como las servilletas de tela que parecen haber desaparecido de la mayoría de las mesas. Un estilo clásico que sigue estando de moda para días como el de Navidad y que todavía gusta de cuidar en la mayoría de las casas.

El estilo nórdico

El estilo nórdico apuesta por la simplicidad pero siempre cuidado los detalles. Los manteles para mesa en blanco o en color crema muy suave son las opciones favoritas pero, eso sí, se pueden elegir salvaplatos en dorado o en tradicional rojo.

No puede faltar el tradicional rojo navideño que puede venir de la mano de diferentes objetos, por ejemplo algunas velas de los adornos o un camino de mesa que la atraviese todo a lo largo rompiendo el monocolor.

En lugar de un gran centro, en este estilo son preferibles los pequeños adornos a lo largo de toda la mesa. Los árboles navideños son uno de los motivos favoritos. El estilo nórdico es sencillo, por lo que la vajilla y las copas no tienen que ser trabajados, sino sencillos, sin necesidad de dibujos y de tallados.

mesa-navidad

El estilo minimalista

Si el estilo nórdico era muy sencillo el estilo minimalista se basa en la ausencia casi total de detalle pero conservando a la vez toda la elegancia. Aunque p

arezca lo más fácil de llevar a cabo, lo cierto es que no es así, ya que para poner una mesa minimalista lo primero que hace falta es una mesa adecuada, de madera bonita y de buena calidad pero de líneas muy simples.

Por ejemplo, la mesa típica de comedor que hay en muchas casas en ton

os caoba y con los bordes trabajados no quedaría bien para es

te estilo que pide muebles muy modernos y acordes con la tendencial.

Sin mantel, los platos se colocarían sobre un sobrio salvaplatos realizado en algún material natural, como por ejemplo mimbre. Los adornos de la mesa pueden ser candelabros de cristal o candelabros rojos, pero siempre modernos y de líneas simples.

Dado que el auténtico minimalismo es un estilo bastante extremo y difícil de conseguir, la mayoría optan por inspirarse en él, pero sin respetar todas sus normas. Una mesa sencilla, con pocos adornos, equilibrada y agradable en la que hay espacio y frescura. Siempre con algún pequeño detalle navideño que nos hace recordar que no es un día cualquiera.

El estilo más dulce

En lugar de poner en la mesa los tradicionales postres, una manera original de adornar el salón y de tentar a todo el mundo es colocando una mesa dulce. Las mesas dulces se han hecho famosas en cumpleaños, comuniones e incluso en bodas porque son muy bonitas y en ellas se colocan las chuches para los niños y también algunos dulces para adultos.

Para crear una mesa dulce navideña puedes aprovechar una mesa auxiliar o incluso la mesa de centro.  Puedes poner sobre ella una estructura en cartón para crear dos alturas. Al cubrirlo con manteles navideños todo quedará tapado y perfecto.

La mesa se coloca sobre la pared, la cual también debe de tener algún detalle que llame la atención sobre la mesa como luces o espumillones. En la parte alta de la mesa se puede colocar un adorno de un árbol navideño y, a su alrededor, los dulces típicos de estas fechas colocados en cuencos: turrones, mazapanes, guirlaches y todo lo que se os ocurra.

En la parte inferior de la mesa pueden presentarse a un lado pasteles y pastas y al otro golosinas infantiles. Adorna todo con lazos rojos navideños y usa también los típicos bastones de caramelo, que siempre quedan muy bonitos y son muy representativos de estas fechas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *