Cuatro razones para renovar tus albornoces

Los albornoces son tremendamente cómodos, nos proporcionan una sensación muy grata al salir de la ducha y permiten que no pasemos frío independientemente de la estación o de si tenemos o no calefacción. Pero, con frecuencia, son también grandes olvidados. Como solo se ponen un momento al día no reparamos tanto en aprovecharlos hasta que ya están muy deteriorados, algo que no deberíamos de hacer por estética y también por comodidad.

Te vamos a dar cuatro razones por las que puede haber llegado el momento de renovar tus albornoces. Creemos que al menos a la última, no podrás resistirte.

1) Porque todo se acaba

Las cosas tienen su ciclo y llega un momento en el que se acaban. Los albornoces, con el paso del tiempo, comienzan a tener un aspecto mucho menos atractivo. El rizo se deshilacha, el color ya no es tan intenso e incluso puede que se haya ido encogiendo con los lavados o perdiendo la forma.

En cualquier caso, igual que se renueva el resto de la ropa también hay que penar en la renovación de los albornoces. ¿Te sentirías bien si te vieran con él puesto? Si la respuesta es que no, ha llegado el momento de comprarse uno nuevo.

2) Te sentirás mucho más a gusto al salir de la ducha

Los albornoces, al igual que las toallas, es convenientes lavarlos antes de usarlos, mejor si lo haces un par de veces, sin suavizante y utilizando la secadora. Si sigues este consejo verás que tu albornoz nuevo te ofrece la mejor sensación al salir de la ducha.

Lo sentirás esponjoso, suave, será exactamente de tu talla y no se verá arrugado ni deshilachado y te  hará sentir mucho mejor. Como su capacidad de absorción estará en su punto máximo, al ponerlo sentirás que te secas al instante y te preguntarás por qué no lo has cambiado mucho antes.

El albornoz es mucho más agradable que la toalla porque permite envolverse por completo, incluidos los brazos, nada más acabar de ducharse. Incluso si se utiliza también la toalla para secarse, esta prenda evita que pueda cogernos el frío y permite que se pueda ir a la habitación para, ya con calma, aplicarse cremas o vestirse.

Los albornoces se pusieron de moda gracias a su uso en hoteles, pero muchas personas los han adoptado para casa por su comodidad. Un albornoz permite poder arreglarse sin tener que vestirse hasta el último momento, pero con total libertad de movimientos.

3) Tus hijos han crecido

Llega septiembre y, al volver de las vacaciones, seguro que te encuentras con que mucha de la ropa que tenías para comenzar el nuevo curso no les vale a tus hijos a pesar de que les quedaba grande el año pasado. Toca renovar muchas prendas. Los albornoces también son parte del vestuario que está destinado a renovarse.

Cuando compres un albornoz no adquieras uno demasiado grande para que dure mucho más tiempo, porque tus hijos podrían sentirse incómodos y no querer usarlo. Aunque debe de ser amplio, la talla tiene que estar ajustada a su tamaño y deben de poder moverse con comodidad.

Normalmente, utilizamos los albornoces con los bebés pero cada vez es más habitual que también los compremos para los niños. Para ellos es muy fácil ponérselos en la ducha, incluso antes de salir, y de este modo no mojar tanto el cuarto de baño y no coger frío. Les permite salir de la ducha y empezar a arreglarse sin ayuda o, al menos, con poca ayuda.

No olvides poner los albornoces en la lista de la ropa a renovar. Echa un vistazo a nuestro catálogo y verás que opciones tenemos para toda la familia.

4) Porque en nuestro catálogo hay opciones tan buenas, que ¿quién no quiere darse un capricho?

Te ofrecemos calidad a buen precio. Los albornoces de nuestro catálogo seducen por su excelente relación calidad precio. Sabemos que los favoritos de la mayoría son los básicos de algodón rizo. Por eso, ofrecemos estos albornoces en 13 colores diferentes para que cada miembro de la familia pueda elegir el que más le guste.

Los albornoces en tono liso suelen ser la mejor opción, ya que no se destiñen y no pasan nunca de moda. La gran variedad de tonos permite que cada persona pueda tener el suyo y que este sea fácilmente identificable.

Para los que le dan prioridad a la elegancia contamos con nuestro modelo de Albornoz de Charro El Caballo. Sencillo, elegante y de muy alta calidad para que te puedas permitir un lujo que está a tu alcance y que te abrazará cada mañana al salir de la ducha.

Ofrecemos también un modelo estampado unisex muy elegante y original, en color gris. Para los que buscan algo diferente y que se salga de lo habitual en el diseño de albornoces para ducha.

Consejos para elegir y cuidar tus paños de cocina

Los paños de cocina están presentes en todos los hogares, pero muchas veces no les damos importancia y, por eso, no sabemos muy bien cómo elegirlos o cómo cuidarlos. Solemos guiarnos más por los ojos y por el diseño del paño que por la función que va a realizar.

Por eso, queremos ofrecer unos sencillos consejos para acertar siempre en la elección de los paños de cocina y para mantenerlos impecables y en las mejores condiciones, consiguiendo que sequen mejor tras cada lavado.

Materiales de los paños de cocina

Los paños de cocina pueden ser de diferentes materiales y, dentro de cada uno de ellos, también de diferentes calidades. Estos son los que con más frecuencia se encuentran en el mercado:

  • Paños de lino. Todavía se encuentran en algunas tiendas aunque están totalmente en desuso. El lino es resistente y muy suave, pero se empapa enseguida, es muy delicado en lo que se refiere a las manchas y además se arruga con mucha facilidad. A todos estos inconvenientes en el uso se une uno que ha sido definitivo y es su alto precio. Por este motivo, actualmente es raro encontrar paños de lino.

Podemos encontrar mezclas de lino con otros materiales, más barato pero que ya no es tan bueno. En algunas casas se cuenta con paños de lino para limpiar la cristalería más delicada.

  • Paños de microfibra. Los paños de microfibra son cada vez más comunes en todos los hogares. Sin embargo, algunas personas los consideran algo a medio camino entre el paño de cocina y la bayeta. Se trata de paños muy absorbentes, de gran resistencia y muy versátiles. Pero generalmente se venden en tonos lisos y sin adornos.

Por este motivo, este tipo de paños se suelen comprar en el supermercado en la sección de las bayetas y otros limpiadores.

  • Paños de algodón y de algodón de rizo. Sin duda, los más utilizados. Si el algodón es de alta calidad resultan muy absorbentes y además, pueden ser de diferentes colores y estampados. El algodón permite muchos lavados, es más, cuánto más se lava un paño de cocina más se suaviza y por tanto mejor seca. Por eso, a veces tenemos la sensación de que los paños viejos son siempre mejores que los que se compran.

En nuestro catálogo puedes encontrar una amplia selección de paños de cocina de algodón de rizo para que no solo seques tus platos, también puedas decorar tu cocina.

Uso de los paños de cocina

Se recomienda tener al menos tres paños en la cocina: uno para secar las manos, el cual se utilizará exclusivamente para eso. Otro para secar la encimera y la loza y uno para realizar trabajos de limpieza (normalmente se usa una bayeta o un paño de microfibra).

Muchos profesionales de la cocina recomiendan que el paño de secar los cubiertos se cambie a diario incluso si se ve perfectamente limpio. El motivo es que este paño va a estar tocando muchas cosas de la cocina, en algunas de las cuales puede haber bacterias. Las bacterias proliferan en los ambientes húmedos. Al usar el paño para secar cubiertos, vasos y platos podemos extender estas bacterias en todos ellos.

Por eso, lo más saludable es realizar el cambio del paño cada día. El de las manos puede utilizarse más de un día, tal como hacemos con las toallas y la bayeta, como no toca la loza, se puede lavar a mano y usarse varios días.

Por este motivo es necesario tener en cada un buen surtido de paños de cocina. En nuestro catálogo cuentas con diferentes modelos de gran calidad para que siempre encuentres aquellos que encajan con tu gusto y con la decoración de la cocina.

¿Cómo lavar los paños de cocina?

Los paños de cocina se deben de lavar con los cuidados básicos de cualquier tejido de algodón o de lino. En el caso del algodón, lo más frecuente, se debe de lavar en agua caliente. Si se lavan a diario y no hay manchas valdrá con un lavado corto, pero si hay manchas se tendrá que recurrir al lavado largo.

No se recomienda el uso de suavizantes, ya que aunque los deja más mullidos la silicona que contiene hace que no sequen como es debido. Notarás una desagradable sensación de que el agua resbala por los paños.

Cuando hay manchas de grasa se debe de aplicar jabón neutro sobre la mancha o un producto específico antes de meterlo en la lavadora. También se pueden dejar a remojo para que el limpiador penetre bien en la mancha.

Se recomienda plancharlos a poca temperatura y, si es posible, secarlos en la secadora para evitar que se apelmacen por el sol. Usa un programa específico para algodón para evitar que encojan.

¿Te has comprado una cama de dos metros? Te ayudamos a vestirla

La cama tradicional de matrimonio en España ha sido siempre la de 135 cm, pero de un tiempo a esta parte las parejas han empezado a darle más importancia al espacio. Contar con más centímetros de colchón hace que se pueda tener mayor libertad de movimientos y más comodidad, por lo que muchos han comenzado a optar por las camas de 150 cm e incluso por las de 160 cm.

Las camas de 200 cm o camas de 2m son las más grandes que se fabrican en medida estándar y sin duda alguna las que ofrecen mayor amplitud aunque no son aptas para todas las habitaciones. Pero, si se dispone del espacio necesario, son sin duda una estupenda opción para descansar mejor y poder moverse con libertad.

Al tamaño de la cama podemos sumar los nuevos canapés muy resistentes y que no se hunden con el peso. Pero, sobre todo, los colchones de viscoelástica que se adaptan perfectamente al cuerpo y que no transmiten las ondas y vibraciones del movimiento como sí hacían los de muelles.

En principio, parece que todo son ventajas para estas camas de gran tamaño, sin embargo hay un inconveniente. A la hora de vestirlas es complicado encontrar ropa para camas de 2m y, además, cuando se encuentra es muy cara.

O, quizás, deberíamos decir que había un inconveniente, porque echando un vistazo a nuestro catálogo es fácil darse cuenta de que ese problema es ya cosa del pasado.

Sábanas variadas y a muy buen precio

Vestir camas de 2m es ahora mucho más fácil contando con la gran variedad de sábanas para camas de 200 cm que puedes encontrar en nuestra tienda online. Como verás, las tienes para todos los gustos, desde modelos más clásicos hasta los de las últimas tendencias y siempre con la calidad que caracteriza a nuestra selección, realizada entre las principales marcas de ropa de cama.

Los precios de nuestras sábanas son muy competitivos y ofrecen una excelente relación calidad/precio, por lo que podrás tener varios juegos y variar sin tener que limitarte a dos como ocurría en muchos casos debido al alto precio de las sábanas.

Firmas como Catotex, Pierre Cardín o Abecé Casa ofrecen diferentes modelos para vestir la cama tanto con sábanas de verano como de invierno. Escogerlas es muy sencillo ya que solo tendrás que ir a la sección de sábanas y, con el filtro que verás a la izquierda de tu pantalla, seleccionar la opción de 2m.

En tu pantalla aparecerán todos los modelos disponibles en esa medida, por lo que no tendrás que mirar uno por uno para saber cuáles puedes escoger para tu cama.

Para el verano te ofrecemos refrescantes juegos de sábanas de algodón cien por cien y de mezcla y para el invierno tejidos clásicos de toda la vida como la franela o muy actuales, como la sedalina que es lo último en sábanas de invierno.

Todo lo que necesitas para tu cama

Al igual que escoges las sábanas también puedes escoger colchas de verano, colchas bouti o fundas nórdicas. Disponemos de una amplia colección de ropa de cama para que puedas escoger tu estilo independientemente de que te guste dormir con espacio o prefieras las camas más pequeñas.

Te sorprenderá la gran variedad pero también los precios de la ropa de cama para cama de 2m que no tienen nada que ver con los que había hace unos años y que hacían que muchas personas se lo pensaran.

Y si lo que necesitas es renovar el somier de tu cama también podemos ofrecerte modelos de dos metros con lamas de diferentes anchos y con distinta resistencia para que puedas encontrar el que encaje perfectamente con tu colchón y con tus necesidades actuales.

Curiosidades sobre las camas de dos metros

Las camas de dos metros eran tan poco habituales hace un par de décadas que aquellas personas que las tenían o bien encargaban las sábanas en otros países o bien las hacían a medida ya que no era posible encontrarlas o las había tan solo en algún comercio muy concreto.

Sin embargo, este tipo de camas son bastante comunes en Alemania o en Rusia. En Rusia es incluso habitual que el largo de la cama supere los dos metros y alcance los 210 cm, algo que no es tan raro si pensamos que la talla media de ese país, especialmente entre las nuevas generaciones es de una media de 180 para los hombres y de 170 para las mujeres.

Las medidas de las camas y de los colchones varían según los países pero las diferencias son pequeña y generalmente, las sábanas se adaptan sin problemas. Por ejemplo, en Francia son comunes las camas de 193 cm en lugar de 200 cm.

Consejos para escoger las mejores sábanas de verano

Decir que existen diferencias entre las sábanas de verano y las de invierno es una absoluta obviedad. Nadie lleva un abrigo en el mes de agosto por la misma razón que no coloca en su cama un juego de sábanas de coralina.

Pero dejando a un lado diferencias tan evidentes existen otros matices que con frecuencia no se tienen tan claros a la hora de escoger las sábanas de verano y que es conveniente tener en cuenta.

Ofrecemos una serie de consejos para ayudar a escoger las mejores sábanas de verano para tu cama y que puedas dormir con la mayor sensación de frescor y la mejor higiene.

Los materiales importan

El primer aspecto que hay que tener en cuenta cuando se compran sábanas de verano es el material en el que están fabricadas. Es muy importante que cumpla con determinadas condiciones:

  • Que sea muy transpirable
  • Que tenga un tacto suave y fresco
  • Que sea higiénico

Estos son los materiales que mejor cumplen con este cometido y que, por tanto, son los más indicados para las sábanas de verano:

  • Algodón: Sin duda alguna es el tejido más recomendado. El algodón cien por cien es el material más transpirable y además el que mejor protege de hongos y otras infecciones. Es suave con la piel y muy respetuoso con las alergias. Además, seca muy rápido.

El inconveniente del algodón es que cuando es el único elemento de la sábana puede hacer que esta se vuelva un poco delicada a la hora de lavarse. El agua deberá e ser fría o no superar los cuarenta grados y no se recomienda utilizar secadora porque tiene una gran tendencia a encogerse.

También hay que tener cuidado con las arrugas, ya que el algodón se arruga mucho y con gran facilidad. Al secarse al sol también puede perder color, por lo que no se recomienda que le dé directamente.

  • Lino: El lino es un material más resistente que el algodón, pero sin perder ligereza y suavidad. No en vano es uno de los materiales más antiguos utilizados para la fabricación de sábanas. Ya en el Egipto Antiguo se utilizaba el lino para envolver a los difuntos y como ropa de cama.

Los colores no se alteran con facilidad y es muy higiénico ya que tiene la propiedad de eliminar los olores, lo que lo hace perfecto para camas de niños y de adultos. Es además perfecto para las personas con alergias porque no permite la proliferación de ácaros.

El principal inconveniente del lino es su precio, bastante más elevado que el de las sábanas de algodón o de otros materiales.

  • Tergal: Aunque ya no es tan popular como hace unas décadas muchas personas siguen utilizando las sábanas de tergal porque si se cuelgan bien para secar y se doblan con cuidado no necesitan siquiera de una plancha. Esto las hace muy cómodas aunque son menos frescas y ligeras que las de algodón.
  • Mezcla: Las sábanas de algodón con tejido sintético son quizás las más vendidas actualmente ya que si bien no son tan frescas como las de algodón o las de lino son mucho más baratas y no se arrugan tanto facilitando mucho la vida. Por suerte, los tejidos sintéticos están mejorando mucho en los últimos años y cada vez imitan mejor las propiedades del algodón, consiguiendo muchas de sus ventajas y mejorando algunos de sus inconvenientes.

En algunas ocasiones no se trata tanto de los materiales de los que esté hecha la sábana como de la calidad de los mismos. Por ejemplo, entre unas sábanas de algodón de pocos hilos y baja calidad y unas sábanas de mezcla al 50% pero con un tejido acrílico de alta calidad seguramente sea preferible esta segunda opción. El poliéster de última generación no tiene nada que ver con el de hace unas décadas y es fácil comprobarlo.

Extremar la higiene te ayudará a sentirte fresco

Las sábanas de verano deben de cambiarse con más frecuencia que las de invierno. Uno de los motivos es la higiene, ya que incluso escogiendo sábanas muy frescas las posibilidades de sudar son mayores durante la época estival. A nadie le apetece meterse en una cama con sábanas que huelen a sudor.

Las sábanas limpias dan una mayor sensación de frescor, simplemente su olor a limpio hace que psicológicamente se perciban de una manera mucho más positiva, lo que en verano equivale a frescor.

En las almohadas se acumula grasa del sudor y del pelo, por eso es conveniente que de vez en cuando se laven las fundas con algún jabón desengrasante. Esta tela tiene que soportar una absorción mayor que el resto de las sábanas de la cama, por eso conviene mimarlas.

La almohada también se debe de lavar para que mantenga su frescura, colocándole una funda protectora anterior a la funda del juego de sábanas. Así, no importará cuánto se sude, la almohada no se ensuciará con facilidad.

Las colchas de verano: descubre las tendencias para este año

Las colchas de verano son la principal opción para vestir la cama cuando llega el calor. Su ligereza, su frescura y la belleza de sus diseños son las razones que han convencido a sus compradores.

Las colchas que se venden actualmente pueden ser de muchos tipos, algunas son tan ligeras y finas que incluso pueden lavarse en casa, en la lavadora, y tenderse para secar. Esto es especialmente importante con las colchas de los niños, que tienen más tendencia a mancharlas o en las casas en las que hay mascotas que acceden a los dormitorios.

En cualquier caso, siempre hay que comprobar las instrucciones del fabricante respecto a la limpieza de las colchas para lograr que se mantengan siempre como el primer día y no se encojan ni pierdan color.

Tendencias en colores y diseños

  • Blanco. El blanco es un color que siempre está de moda aunque no hay duda de que es muy delicado y no es apto para todas las habitaciones. La moda del blanco total es una tendencia para los dormitorios y por eso es habitual ver dormitorios en los que paredes, mobiliarios y ropa de cama son en este tono.

Sin tener que llegar a los extremos de la tendencia, las colchas blancas son frescas y encajan en todos los estilos de habitación por lo que son una opción socorrida y además de moda.

  • Los tonos naturales. Para aquellos que aman la sencillez pero quieren la calidez que aportan los tonos tierra y beige en una decoración. Este tipo de colchas son también muy fáciles de combinar, especialmente con muebles de madera en tonos naturales.

Se pueden encontrar tanto en liso como estampadas en el mismo tono o ligeramente más claro u oscuro. Resultan sencillas y elegante. Si están realizadas en tejidos naturales son perfectas para ambientes rústicos.

  • Colores pastel. Los colores pastel son una tendencia que cada año está tomando más fuerza. Se trata de colores suaves, agradables y que invitan al descanso que es lo que se supone que debe de hacer una cama en un dormitorio.

Además de ser muy relajantes, estos colores no pasan nunca de moda y aunque puedan estar más o menos de actualidad, siempre se ven muy bien. En la actualidad se puede elegir entre una amplísima gama de tonos pasteles y la paleta ya no se limita al verde, azul, rosa o amarillo de antaño.

  • A todo color. Los estampados multicolores no son tendencia exclusiva de esta temporada, llevan ya varios años siendo escogidos por los más jóvenes por su alegría y su frescura. Son muy apropiados para el verano y quedan muy apropiados en los dormitorios de líneas sencillas y tonos blancos o wengue tan de moda. También combinan muy bien con las maderas en tonos grises que se pueden ver en muchas mueblerías actualmente.

Los estampados muy coloridos están bien, pero hay que tener cuidado con la decoración del resto de la habitación, ya que abusar de los colores puede acabar creando el efecto contrario al deseado y en lugar de ser juvenil y alegre acabar resultando caótico y excesivo.

¿Cómo hacer la cama con una colcha?

Puede parecerte una pregunta obvia, pero no lo es tanto. Las modas también han cambiado e influyen en la manera en la que se hace la cama. Seguro que te han enseñado a hacerla cubriendo la almohada o almohadas con la colcha pero la irrupción de los nórdicos ha cambiado las costumbres de gran parte de los españoles a la hora de hacer la cama.

Ahora es habitual hacer la cama con una colcha del mismo modo que se haría con un nórdico, se cubre la cama por completo tanto con la sábana como con la colcha y a continuación se dobla primero la colcha y después la sábana para dejar ver en embozo. Las almohadas se colocan a la vista y se pueden combinar con cojines de todo tipo. Por la noche, la colcha se recoge para dormir tan solo con la sábana o se estira desde los pies para que no quede doblada a la altura de la cara.

Las colchas se llevan largas, que lleguen hasta el suelo. Esto es sencillo con las camas más modernas que son en general bastante bajas. Pero si se tiene un somier o una cama de más altura se recomienda comprar la colcha una talla más grande que la cama. De este modo, se conseguirá el mismo efecto.

Evita los muñecos a no ser que se trate de la cama de un niño pequeño, porque decorar una cama con peluches o con muñecas de porcelana ya no está de moda. Además, resulta muy poco práctico ya que lleva mucho más tiempo hacer la cama y también se tarda más en prepararla para dormir.