Decora tu salón para recibir el invierno por la puerta grande

El frío es una sensación real que también tiene cierto componente psicológico. Muchas personas no pueden ver imágenes de nieve sin sentir escalofríos, por otro lado, hay gente que siente frío al entrar en una habitación a la que se encontraba en un inicio.

Por estos motivos y muchos otros, te aconsejamos que utilices la decoración del espacio para transmitir calidez.

Elementos como los cojines, decoran haciendo que el sofá se vea más atractivo, además, si las fundas son, cálidas, solo viendo el sofá sentiremos una agradable sensación de calor.

Hay otros elementos que refuerzan este tipo de sensaciones, e incluso hay ciertos componentes decorativos, que ayudan a que tus habitaciones se vean más acogedoras y agradables resaltando su calidez. ¡Vamos a descubrir algunos!

1. Plaids decorativos

Los plaids están tan ligados al invierno como los calcetines de lana o las camisetas térmicas. Son estos elementos que de no existir habría que inventarlos porque resuelven todo tipo de situaciones y hacen que resulte más agradable combatir el frío.

Los plaids son, en primer lugar, un elemento decorativo. Solo verlos sobre el sofá le confieren elegancia que aporta un toque cálido a la habitación, este se convierte en un detalle fundamental. Ver un sofá con un plaid deslizándose desde el respaldo hasta el asiento, invita a sentarse y acurrucarse al calor del complemento.

El plaid, también es un elemento de calor en el hogar útil y práctico. Puedes ponerlo sobre las piernas, echártelo sobre los hombros o acurrucarte con el para ver la tele cuando hace frío. Incluso si tienes calefacción, agradecerás ese toque de calorcito tan agradable.

2. Mantas multiuso para cálidas siestas

Los plaids están muy bien para taparse un poco viendo la tele, pero no hay nada mejor que una manta mullida para echar una buena siesta. Y si la manta es a la vez decorativa y bonita, ¿por qué ocultarla cuando se acaba de dormir? Puede quedar sobre un brazo del sofá, colgando ligeramente hacia afuera, o puede estar doblada en algún rincón de manera que se vea sin estorbar.

El modelo Raschel está disponible en colores fácilmente combinables, como el cálido chocolate o el sugerente visón y tiene un precio que la hace todavía más atractiva. Echa un vistazo y déjate seducir por su suavidad y su gran calidez. Además de usarla para tus siestas es ideal si tienes un invitado que va a dormir en el sofá.

3. Plantas a prueba de calefacción

Las plantas son uno de los elementos decorativos más utilizados. Cuando son naturales le dan al salón un toque muy especial. Pero el problema de las plantas de interior suele venir de la mano de la calefacción, ya que esta reseca el ambiente y crea una atmósfera que no todas la plantas son capaces de soportar.

Las plantas de la familia de las palmeras, sobre todo las de hoja muy estrecha, los ficus o los cactus son las plantas de interior más resistentes. También algunas variedades de plantas colgantes como el potos puedes ser válidas para hogares con calefacción.

Procura colocar las plantas alejadas de los radiadores y mantener la tierra con los niveles de humedad recomendados. Al ser plantas acostumbradas a climas desérticos, son muy duras y resistentes y suelen necesitar muy pocos cuidados a la vez que resultan muy decorativas y bonitas.

4. Alfombras para dar más calidez

Las alfombras dan un toque de calidez único al salón. Incluso aunque este tenga suelos de madera, es bueno que en invierno se coloque una alfombra para aumentar el confort. Además, la alfombra es prácticamente imprescindible si hay niños que quieren jugar descalzos o a los que les encanta tirarse en el suelo a ver la tele.

Se llevan las alfombras con color, que exigen protagonismo en la sala de estar o en el salón. En nuestro catálogo vas a encontrar diferentes alternativas que te encantarán y podrás combinar con tus estilos de textil. Las alfombras de color son perfectas para utilizar en habitaciones en las que el resto de textiles, sofá y cortinas principalmente, tienen tonos neutros.

5. Cortinas jaquard

Si las alfombras visten una habitación, las cortinas no son menos importantes. Las de tejido jaquard tienen la ventaja de que resultan elegantes y ligeras, pero sin ser excesivamente finas por lo que tienen cierto componente de aislamiento. Ayudan a no sentir tanto frío, además, son importantes cuando se tiene que encender la luz temprano, ya que, permiten gozar de intimidad en el interior de la casa.

Los tonos claros permiten que las cortinas aporten ese punto de calidez pero, a la vez, no resten luz, un detalle muy importante en invierno. La poca luz natural de la que podemos disfrutar no debe de quedar apagada por las cortinas.

 

Encuentra todo lo que necesitas en nuestro sitio web, contamos con los complementos del hogar que necesitas para completar tus espacios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *