¿Qué es mejor: albornoz o toalla?

El albornoz y la toalla son las dos alternativas para secarse al salir de la ducha. Unos dicen que no cambian el albornoz por nada y otros no lo usan jamás. Pero, ¿hay un modo de saber qué es mejor? Si lo hay, no lo hemos encontrado y por eso recomendamos ambas cosas.

Creemos que no hay nada prescindible, cada cosa es para su momento y para su uso específico. Por eso, preferimos hablar de cuándo es mejor usar albornoz y cuándo es preferible utilizar una toalla.

En nuestra tienda online encontrarás albornoces y toallas en todos los tamaños y colores que incluso puedes combinar para tener todo a juego en el cuarto de baño. Te invitamos a echar un vistazo a nuestra página web para que descubras la selección que hemos realizado especialmente para ti y que a través de ella elijas lo que más te conviene para secarte al salir de la ducha, tras un relajante baño veraniego en la playa o en la piscina.

¿Vas a mimarte o llevas prisa?

No siempre disponemos del mismo tiempo. Hay veces que solo tenemos unos minutos para ducharnos, vestirnos y marcharnos a trabajar rápidamente.

En estos casos, lo más práctico es una toalla de ducha con la que secarse rápidamente. Te recomendamos que compres toallas de algodón de buena calidad y que las laves correctamente para que no pierdan propiedades.

De este modo, solo con pasarlas suavemente por la piel, toda la humedad será absorbida y tu piel quedará seca sin frotar. Una toalla agradable y suave dejará tu piel seca para que te vistas rápidamente para llegar a tiempo a todas tus citas.

Pero si tienes más tiempo para ducharte relajadamente, mimar y cuidar tu piel, entonces deberías probar a usar un albornoz.

El albornoz irá absorbiendo la humedad de tu piel mientras tu dedicas un tiempo a tus cuidados como por ejemplo a utilizar tu crema hidratante corporal, prepararte una mascarilla para el rostro o realizar cualquier otro cuidado que te ayude a relajarte más tras el baño.

Gracias al albornoz podrás hacerlo cómodamente, sin tener frío y sin que el agua corra por la piel impidiendo que puedas ponerte bien las cremas o aceites para la piel. Escoge un buen albornoz y lávalo igual que las toallas, sin suavizante, para que sea absorbente y agradable. Un truco para que esté suave y esponjoso es añadir un poco de vinagre de limpieza en la cubeta del suavizante.

La toalla, siempre imprescindible

Incluso los amantes de los albornoces reconocen que la toalla es imprescindible cuando se tiene el pelo largo y se lava durante la ducha. Una suave toalla puede envolver el cabello y absorber el exceso de humedad, evitando que caiga el agua por la espalda o que el albornoz se encharque demasiado.

Hay que tener cuidado cuando se usa una toalla para el cabello a modo de turbante. Es importante envolver el pelo con suavidad, sin retorcerlo en exceso. Tampoco es recomendable frotarse el pelo con la toalla para secarlo, puede encresparse y es más fácil que los cabellos frágiles se separen o se rompan.

La toalla, esta vez en tamaño pequeño, también puede ser imprescindible para secarse los pies y las piernas correctamente. Secarse bien los pies, sobre todo entre los dedos, es muy importante para evitar problemas de hongos.

Por eso, aunque se use albornoz hay que secar bien esas áreas con la toalla para evitar que se queden empapadas y supongan un problema. Una toalla de mano puede es suficiente si quieres utilizar una de ducha, que suele ser más grande.

Mejor me visto en mi cuarto

Otra de las ventajas de los albornoces es que permiten salir del cuarto de baño, nada más ducharse o bañarse, y marchar a vestirse a la habitación teniendo un aspecto presentable.

Esto es ideal, especialmente cuando se vive en un piso compartido. Pero incluso en familia es una buena manera de dejar el baño libre cuando otra persona lo necesita, haciendo así que todo sea mucho más fluido, especialmente si hay horarios similares.

Como veis, tanto el albornoz como la toalla pueden ser una elección correcta y todo va a depender del momento y de lo que se quiera hacer. Combinar ambos elementos es también una opción en muchos casos, por eso ninguno de los dos complementos pueden faltar en tu cuarto de baño.

Los juegos de toallas ofrecen la posibilidad de tener diferentes tamaños de toalla a juego, quedarán perfectas en tu cuarto de baño. Con las toallas sueltas de nuestro sitio web, es posible hacer un juego a la medida de las necesidades de cada familia, escogiendo el tamaño y número de cada una de ellas. ¡No te olvides de combinar tu juego de toallas para baño con los albornoces Lunatextil!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

REVERT SEGURA, C.B.

Finalidad

Será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud

Legitimación

Consentimiento del interesado.

Destinatarios

No se comunicarán datos a terceros.

Derechos

Derecho de acceso, de rectificación, supresión, oposición, así como otros derechos indicados en esta política de privacidad.



Información adicional

Puede consultar más información en Política de Privacidad de nuestro sitio web en: https://www.lunatextil.es/content/16-politica-privacidad