Los mayores beneficios de dormir con sábanas térmicas

¿A quién no le gusta que su cama esté calentita en invierno? Y mejor si lo está desde el mismo momento en que uno se desliza dentro. Esto no solo es un placer, es también algo que puede dar toda una serie de beneficios y que se consigue gracias a las sábanas térmicas.

Las sábanas térmicas pueden ser de tejidos naturales como las franelas, o fabricadas con tejidos avanzados sintéticos, como las coralinas. Los tejidos sintéticos tienen la ventaja de que son muy finos, tienen muy poco mantenimiento y secan rápidamente. En su contra, pueden causar alergias en personas muy sensibles o en niños muy pequeños, por lo que para estos la franela siempre es la mejor opción.

Pero hemos dicho que dormir en una cama cálida desde el primer momento ofrece una serie de beneficios más allá de la comodidad. Veamos a que nos referimos analizando aquellos más importantes y en los que prácticamente todo el mundo está de acuerdo. Si finalmente te animas a comprar estas sábanas, en Lunatextil, te ofrecemos muchos modelos para que puedas elegir según tus gustos.

Te quedarás dormido mucho antes

Hay personas que tienen problemas para dormir, tardan mucho en conciliar el sueño, y esto hace que empiecen a pensar en todos los problemas que deberían dejar de lado. Cuando alguien se mete en una cama fría, la sensación es desagradable y se tardan varios minutos en estar totalmente a gusto en la cama. Este tiempo de espera puede desestabilizar a la persona y provocar que pierda el sueño cuando este ya es frágil.

Si por el contrario, esta persona se mete en una cama caliente y agradable las posibilidades de que comience a dormirse de inmediato aumentan y, seguramente, consiga dormir mejor y antes de lo que lo hacía. Incluso aquellos que no tienen problemas de sueño se sentirán mucho más a gusto y por tanto dormirán todavía mejor que antes.

Dada la gran importancia del sueño para la salud, podemos decir, que las sábanas térmicas contribuyen a que las personas se sientan mejor, tengan más energía y acudan a trabajar más a gusto tras un sueño reparador. Solo por esto, ya merece la pena usarlas, te dormirás antes y descansarás más a gusto durante la noche.

Evitarás contracturas y molestias

Una de las consecuencias de sentir frío en cama cuando te metes en ellas es que, por instinto, nos contraemos. Algunas personas, al apretar los músculos durante mucho rato o al permanecer encogidos por el frío acaban cargando los músculos, lo que hace que aparezcan dolores y molestias.

Con el paso del tiempo, pueden aparecer contracturas muy dolorosas y que hagan que no se descanse correctamente y que, además, se sufra durante el día con el dolor y con la imposibilidad de realizar ciertos movimientos. Esto hará que haya que acudir a un fisioterapeuta para mejorar, además de tener que tomar medicamentos.

Las sábanas térmicas evitan esa sensación de frío, al contrario, resultan calientes y muy suaves por lo que estirarse para apreciarlo es más que sencillo. Así, se podrá dormir en cualquier postura sin tener que encogerse para preservar el calor corporal y no hay riesgo alguno de lesiones a nivel muscular o de coger posturas.

Además de conseguir estar mucho más cómodos, se ahorrará un dinero en terapias, masajes y también se ganará en salud al no tener que tomar medicamentos que pueden resultar agresivos para el estómago. Toda una ventaja a la que también se une un mejor descanso y una mayor relajación.

Podrás ahorrar en calefacción

Si al meterse en la cama ya está caliente y se siente uno a gusto, no hará falta que la calefacción de la habitación esté al máximo. Tan solo debes asegurarte que la temperatura de la habitación sea templada, algo que puede pasar fácilmente si se tiene puesta la calefacción durante la noche y programas el encendido más o menos una hora antes de levantarte. Con este truco tu casa estará caliente y todo será perfecto para el difícil momento de salir de la cama.

Por tanto, no será necesario tener la calefacción puesta toda la noche, ni siquiera a una temperatura mínima, porque el descanso y el calor están garantizados por las sábanas térmicas. Incluso los niños o aquellas personas más frioleras dormirán muy a gusto sin tener que tener la calefacción puesta.

El calor de las sábanas es más natural, ya que a fin de cuentas, lo que hacen es preservar el calor del cuerpo en el interior de la cama. Además, el tejido es de por sí, muy agradable en cuanto a temperatura.

Al no encender la calefacción durante la noche se evita que el ambiente se seque y te ayuda a ahorrar dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS

Responsable

REVERT SEGURA, C.B.

Finalidad

Será utilizada únicamente para el procesamiento de su solicitud

Legitimación

Consentimiento del interesado.

Destinatarios

No se comunicarán datos a terceros.

Derechos

Derecho de acceso, de rectificación, supresión, oposición, así como otros derechos indicados en esta política de privacidad.



Información adicional

Puede consultar más información en Política de Privacidad de nuestro sitio web en: https://www.lunatextil.es/content/16-politica-privacidad