¡Lo más vendido!

Novedades

RELLENOS NORDICOS

Rellenos nórdicos de varias calidades y gramajes. Rellenos de pluma, plumón y microfibra.

RELLENOS NORDICOS 

Hay 16 productos.
Mostrando 1 - 16 de 16 items
Mostrando 1 - 16 de 16 items

¿Qué tipo de rellenos nórdicos existen?

Los rellenos nórdicos han demostrado ser la ropa de cama perfecta para prácticamente todos los climas. Debido a que se comercializan en diferentes gramajes, se pueden escoger aquellos más ligeros para las zonas cálidas o para las viviendas con calefacción y dejar los más gruesos para los lugares con temperaturas más bajas.

Usados con o sin funda nórdica, los rellenos proporcionan el calor que se necesita en cada caso y resultan muy agradables porque no pesan tanto como las mantas convencionales. Existen dos tipos de rellenos nórdicos principalmente.

Rellenos nórdicos naturales

Por rellenos naturales nos referimos a la pluma y al plumón. Tanto la pluma como el plumón proceden de patos y de ocas y el plumón es la pluma más pequeña de la parte del pecho. Esta pluma consigue aislar mucho mejor el frío con menos peso. Este es el motivo por el que los edredones con un porcentaje alto de plumón son mucho más ligeros y más cálidos.

Los edredones de pluma ofrecen un calor muy natural pero hay que tener en cuenta algunas consideraciones. Algunas personas pueden tener alergias relacionadas con las plumas y por eso es conveniente comprarlos con un tratamiento para evitar este problema.

También es recomendable que el exterior sea de algodón cien por cien y que esté perfectamente dividido mediante costuras. Cuanto más pequeños sean estos departamentos mejor mantendrá el nórdico sus condiciones, ya que las plumas tienden a apelmazarse con el paso del tiempo.

Rellenos nórdicos sintéticos

Los rellenos nórdicos sintéticos son una alternativa más económica a los rellenos de plumas. En una primera etapa, tenían mala fala porque estaban realizados con materiales que no permitían una correcta transpiración, creando un incómodo e insalubre efecto sauna.

Hoy, ese problema ya no existe y los materiales que se utilizan son muy respetuosos, ofreciendo un calor muy agradable y muy saludable. No obstante, no todos los rellenos son iguales y hay que asegurarse de estar eligiendo uno de buena calidad. Normalmente, los edredones muy baratos suelen tener rellenos de mala calidad.

Otra de las ventajas de este tipo de edredones es que son más resistentes. Mantienen sus cualidades durante mucho más tiempo y se pueden lavar en la lavadora de casa sin problemas siempre que tenga suficiente capacidad. Por este motivo son perfectos para niños. También son más adecuados para las personas con alergias que, en muchos casos, no pueden usar los naturales ni siquiera si han sido tratados.

¿Ya tienes tu nórdico? Encuentra fundas nórdicas con mucho estilo.

Descubre toda nuestra ropa de cama barata y disfruta de tu habitación renovada.