Consejos para preparar una habitación de invitados

La habitación de invitados no debe de ser ese lugar de la casa al que va a parar la ropa de cama que ya no usamos, sino que tiene que tener una personalidad propia. Es el lugar al que vamos a invitar a las personas que nos importan, como a la familia y a los amigos, y ellos se merecen un lugar especial, bien decorado y que cuente con todo lo que necesitan para sentirse bien recibidos.

Por eso, es bueno tener ropa de cama para la habitación de invitados, al menos dos juegos ya que si una persona se queda varios días deberá de poder cambiar sus sábanas. Y contar también con ropa de abrigo para el invierno. 

Básicamente, se debe de contar con dos juegos de sábanas, fundas de almohadas a mayores tal y como veremos más adelante, una pieza para cubrir la cama y algo de abrigo.

Descubre cómo decorar la habitación de invitados

 

Escoge ropa de cama versátil

 

No se trata de tener muchas cosas, sino de tener ropa de cama versátil que se pueda utilizar durante todo el año. Por eso, los juegos de sábanas no tienen por qué ser térmicos o de verano, sino que se pueden comprar sábanas de algodón 100% o sábanas de algodón y poliéster al 50% que son, en ambos casos, perfectas para todas las estaciones. Nos ahorramos así el tener que tener más juegos disponibles para los invitados.

En cuanto la pieza para cubrir la cama una de las más acertadas es la colcha bouti. Este tipo de colchas visten muy bien cualquier habitación, se encuentran desde precios muy económicos y pueden dejarse puestas todo el año. Solo se necesita, a mayores, una manta o un relleno nórdico para cuando hace frío. 

colchas-bouti

En primavera y en otoño la colcha es suficiente abrigo en la mayoría de los hogares y, cuando llega el verano, siempre pueden echarla a los pies de la cama si hace demasiado calor. Así, lo único que habría que guardar en el armario, es el nórdico o la manta cuando no se utiliza y la ropa de recambio, sin tener que hace cambios en la cama según la estación del año.

La funda nórdica también puede ser una buena opción, ya que se puede usar con relleno de verano y con relleno de invierno. Con una funda nórdica y dos rellenos solo habría que guardar el que no se utilice para tener la cama siempre a punto para los invitados. Una de las ventajas de contar con dos rellenos es que incluso podrían combinarse si hace mucho frío para aumentar el calor en la cama, con lo que tendríamos aun más opciones que con la colcha y una manta.

 

Almohadas independientes

 

Las almohadas independientes, cuando hablamos de camas de matrimonio, son la mejor opción. Es cierto que muchos juegos de cama traen una sola funda de almohada si la cama es de 135, pero puedes comprar fundas individuales en tonos neutros o incluso blancas. Estas almohadas independientes pueden quedar en el armario y así, tus invitados, usarlas si las necesitan y si prefieren tener cada uno su almohada independiente.

almohadas-independientes

Estas fundas y estas almohadas son económicas, por lo que no te va a suponer una gran inversión pero sí que será un detalle que se agradecerá mucho. Además, tendrás almohadas extras en caso de que alguien de la familia las necesite en cualquier momento.

 

Cojines que harán más acogedora la habitación

 

Los cojines no pueden faltar en una habitación. Elige aquellos que sean bonitos y combinen bien con la colcha o la funda nórdica pero puedes añadir a mayores otros más prácticos, pensados para colocar bajo la cabeza cuando se va a leer o a ver la televisión, si se dispone de una en la habitación.

cojines

Este tipo de cojines prácticos, con fundas en colores sufridos y telas resistentes harán que se pueda estar más a gusto en la cama. Sobre todo para personas que necesitan usar un cojín para descansar mejor la espalda.

Ver que además de decorar has contado con estos detalles para que la habitación gane en comodidad, te convertirá sin duda alguna en el anfitrión perfecto para cualquier invitado que tenga el placer de alojarse en tu casa.

 

Pequeños detalles que harán más agradable la estancia

 

Una vez que la habitación está lista, siempre se pueden añadir pequeños detalles que harán que nuestros invitados se sientan mucho más a gusto:

  • Cuadros y otros detalles de decoración,
  • unas bonitas cortinas
  • una alfombra
  • una bonita colcha a los pies de la cama que podrán usar en caso de necesitarla
  • un ambientador en la mesilla para que todo huela mucho más fresco

Son detalles que harán que todo resulte más agradable y que tu habitación de invitados sea perfecta. Tanto, ¡que igual te cuesta que se vuelvan a su casa! 😛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *